“Bienvenidos al futuro. Bienvenidos a este bloc”

Hola pueblo ladino y godo. No nos vengamos con rodeos. El Retroblog nace a partir del subempleo y la cacoethes scribendi. Ese desorden de querer ‘compartir’ algo mediante la palabra escrita que nos aqueja a muchos en éstos tiempos del “¡yo también!”. Como casi todos los colombianos, acá somos retrofuristas y nostálgicos por naturaleza. A pesar de los enormes saltos tecnológicos desde la siempre bien intencionada apertura económica del ilustre y ahora ex presidente Gaviria, nuestra visión del futuro y las promesas anheladas siguen siendo las mismas que las de hace 60 años. Llámenos románticos, pero el Retroblog refleja en parte la cruda verdad de nuestra sociedad: antes estábamos menos peor. El futuro nos arrolló y el pasado aún nos arrulla. El carro volador nunca llegó, la Guerra de las Galaxias sigue siendo ciencia ficción y Michael Jackson murió. Somos bilingües, con dos carreras y tres celulares pero con sueldo de medio tiempo. Aún así, disfrutamos de las mieles del éxito pero en las redes sociales. Somos expertos en crear humareda, primordialmente porque lo que hoy está en boga, mañana ya a nadie le sirve. Pero no se espante. Este blog no pretende rajar sobre promesas incumplidas. Es un espacio donde nos relacionamos (a nuestra manera) con temas que acaparan la atención de cualquier godo ilustre (o visigodo): artilugios retrofuturistas, lúdica, folletines, politiquería y relaciones interpersonales en esta época menos dos punto cero.

Compatriotas: ¡Bienvenidos al futuro!

Antes la gente usaba un bloc de papel bond el cual se podía garabatear, compartir o prestar y cuyas hojas, de manera conveniente, se podían arrancar. Si se acababa, uno iba a la miscelánea y compraba el mismo bloc. Fácil. Hoy en día ya nadie tiene un bloc. Las gentes ahora usan un artilugio llamado Ipad™®© que a duras penas saben manejar y que al cabo de un par de meses, cambiaran por la última versión. ¿Alguna vez escucharon hablar del bloc de papel bond versión 2? Éste es nuestro diagnóstico del estado de las cosas: hoy en día según parece, todo se encuentra en una fase de prueba y constante revisión. Vivimos el estado beta al máximo. Quisimos llamar a este espacio desde un principio El Retrobloc® pero los gurús de la güeb que nos aconsejaron y ayudaron a montar este espacio, aparentemente pensaron que nuestro nombre contenía un gazapo y que el nombre era demasiado retro. De tal manera que terminamos siguiendo su consejo y es así como esto se termina llamando El Retroblog, que tiene mucho más “punch”. Lo que los gurús no nos dijeron, es que allá afuera hay como ocho mil sitios que se llaman igual. De malas pues. Allá usted si nos toma demasiado en serio.

Retroalimentación

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s