Estrategia Digital: Por dónde empezar

¿Qué hacen los Estrategas Digitales? Depende de dónde laboren. Depende de cómo se hayan formado. De ellos se espera un amplio espectro y cúmulo de saberes. Pero también se les exige, de manera poco realista, que sean expertos en todo. Desde preparar café hasta saber en qué red social se encuentran los potenciales consumidores de palos de golf. En el medio de las Agencias de Publicidad, de Comunicaciones o Relaciones Públicas y Marketing, no existe un término más escudriñado y malinterpretado. Los Estrategas Digitales son los nuevos Handymen o los nuevos “Toderos”. O eso nos han hecho creer.

NUEVAS FUNCIONES, NUEVOS RETOS

Para el pesar de estos personajes, el Manual de Funciones de los “Digitales” se escribe y se modifica todos los días. Bien sea por las competencias que se les endilga, o porque en las agencias de lema “prestamos y ofrecemos el servicio” aún no se sabe muy bien cómo gestionar la labor de estos personajes. La efectividad y el beneficio de contar con un componente digital queda entredicho. La llamada estrategia digital se aplica de manera tan diversa y disparatada en algunas partes que muchas veces queda reducida a una interpretación netamente táctica y anecdótica. De esta manera a duras penas aporta valor a la estrategia de marca.

Dependiendo de como se quiere interpretar el término “Estratega Digital”, existen varias campos convergentes para examinar y muchas áreas para planificar y desarrollar si se quiere “Hacer” Digital.

ESTRATEGIA DIGITAL: POR DÓNDE EMPEZAR

Quien quiera hacer desarrollo digital puede arrancar teniendo en cuenta estas consideraciones:

  • Si existen nuevas formas de consumo es porque los consumidores han desarrollado nuevas competencias. ¿Sabemos cuáles son?
  • A mayor cantidad de medios y canales para alcanzar a los consumidores, mayor es la dificultad para conectar con ellos de manera significativa. La fragmentación de los medios acentúa la disgregación de la audiencia.
  • Los consumidores no necesitan ser persuadidos para comprar. Necesitan ser persuadidos para que sientan afinidad por una marca, producto o por la comunidad que aboga por estos.
  • Una estrategia digital no está basada en la tecnología. Está basada en el efecto de plusvalía que obtienen los consumidores a partir de la experiencia que les deja un producto, más allá de su función primaria.
  • Desarrollar la estrategia digital de una marca NO es hacer exclusivamente Social Media. Los Medios Sociales son tan solo la punta del iceberg.
  • La elaboración de una aplicación, sea Web o Móvil, NO es estratégica y no siempre es necesaria.
  • Una estrategia digital eficiente desarrolla narrativas digitales y contenidos que aportan beneficios tangibles a los consumidores. Hablar de contenidos, es hablar de sustancia, no de humo.
  • La tasa de conversión y el ROI en digital no siempre está dado por una transacción monetizable, en principio.
  • Si la Publicidad Digital necesariamente pasa por Redes Sociales, ¿quién es mi Target?, ¿dónde esta mi Target?, ¿para qué y cómo usa las Redes Sociales mi Target?
  • Si los componentes, tácticas y acciones de una Estrategia Digital no se pueden medir y monitorear, su beneficio es nulo.

Teniendo en cuenta lo anterior, el Estratega Digital – o más bien, un equipo de Estrategia Digital- idealmente puede trabajar sobre tres ejes importantes del Mercadeo y la Comunicación:

1. Branding y Posicionamiento
2. Lealtad de Marca y Servicio al Cliente
3. Promoción y Publicidad

A su vez, estos ejes requieren la planificación y ejecución de varios campos de trabajo que permite proyectar tácticas específicas para cada elemento de la estrategia.

Document_2013-04-22_15-46-22-1

PUNTOS FINALES

1. SER Y NO HACER.

Del dicho al hecho hay mucho trecho. A todo el mundo le pagan por pensar. Se debe aprender a ejecutar y producir. Si no se involucra y no se hace acompañamiento a las fases de planeación, producción, implementación y seguimiento, se corre el riesgo de ser una rueda suelta o peor aún, un peso muerto.

2. VERSÁTIL SÍ, PERO ESPECIALIZADO.

Peor que los expertos en nada son los expertos en todo. Un Estratega Digital puede no tener la respuesta a todo, pero sabe dónde encontrarla. El trabajo de estrategia digital es de constante optimización y desarrollo de especialidades: se puede ser muy bueno haciendo trabajo de presencia y conversación en redes sociales, y a la vez, tener una pésima landing page, por dar un ejemplo. Pasa todo el tiempo. La Estrategia Digital requiere del trabajo en equipo donde cada miembro desarrolla áreas de especialización. Nadie es eterno en el mundo, el Estratega Digital es tan solo una muestra del perfil promedio requerido en la Era Digital.

3. TRABAJO EN EQUIPO.

El punto anterior nos lleva al trabajo en equipo. Si usted se presenta como experto en Social Media, SEO, SEM y aparte de todo, es diseñador Web, su credibilidad es risible. Hay que entender y valorar el trabajo de los Creativos, de los de Producción, de quienes manejan las Cuentas, etc. La viabilidad de una idea debe pasar por el concepto y la experticia de quienes deben materializarla. Lo anterior siempre es un reto que afrontan todos los días quienes trabajan en desarrollo Web, por ejemplo. La comunicación entre quienes componen un equipo de estrategia digital es clave para que el resultado final se siga pareciendo al planteamiento inicial.

4. ¿QUIÉN ES QUIÉN?

Debe saber dónde se encuentra una Marca o Cliente con respecto a la efectividad del espectro digital. Muchos clientes querrán ser digitales. Pocos sabrán para qué y qué es lo que obtendrán. La responsabilidad con el cliente es más alta cuando este es neófito en el campo. Si un Estratega Digital no entiende la esencia de una marca, o los comportamientos y necesidades de los consumidores, no puede ser Estratega. Ni Digital, ni de nada.

5. ¿DÓNDE SE ENCUENTRA LA PRÓXIMA GRAN NOVEDAD?

Permanecer frescos es de lo más difícil que tiene este trabajo. No coma cuento. Actualícese, sea inquieto. Enamórese de sus ideas y conceptos, pero no se case con éstos. Entender exactamente cómo se relacionan los consumidores con los contenidos digitales, dónde se encuentran, qué les gusta y qué no, se convierte en un trabajo que trasciende los horarios de oficina. A la larga, como consumidores, todos nos enfrentamos día a día con este nuevo entorno digital. Hay que saber detectar tendencias y saber anticiparse. Quienes se le miden a este trabajo desarrollan un sentido del tiempo, oportunidad y ocasión, que les ayuda a detectar el momento propicio para lanzar una acción o para proyectar una comunicación. En un mundo donde todos tienden a proponer y hacer lo mismo, donde lo que hoy se viraliza y celebra, mañana se archiva y bloquea, estas cualidades permiten diferenciarse y captar la atención de la audiencia.****

2 pensamientos en “Estrategia Digital: Por dónde empezar

  1. Pingback: Estrategia Digital: por dónde empezar

  2. Pingback: Estrategia Digital: Por dónde empezar | El Retroblog

Retroalimentación

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s