Let the bots take care of it… (©PoodlesRock/Corbis)

Hiperconectividad y Big Data

Imagen:  Let the bots take care of it… (©PoodlesRock/Corbis)

El gran mérito de personajes como Ray Bradbury, Vernor Vinge, Alvin Toffler o Ray Kurzweil – todos ellos futuristas- ha consistido en observar los grandes y pequeños cambios que se gestaban a su alrededor, proyectar su evolución, y presentarlos en un plano de convergencia donde el todo es mayor que la suma de sus partes.

Unas cuantas innovaciones tecnológicas -coincidentes con la adquisición de nuevos comportamientos sociales- han comenzado a definir un futuro de proporciones orwellianas. Se trata de un escenario donde la disponibilidad de un gran número de datos, podría anticipar la sociedad del mañana.

Big Data: Grandes datos.

En su concepción más amplia, el término hace referencia a la capacidad tecnológica de recolectar, analizar y estructurar una gran cantidad de datos provenientes de las más diversas fuentes. El Big Data se alimenta del material obtenido de cámaras IP, del consumo de entretenimiento digital y de la actividad en medios sociales, entre otras fuentes. También, son cada vez más importantes los datos obtenidos de sensores biométricos y dispositivos aplicados en el campo de la medicina y de la salud.

Se estima que cada dos o tres días se produce la misma cantidad de datos que se produjeron desde los albores de la civilización hasta el año 2003. Surgen entonces conceptos como el de Universo Digital, donde toda la información que se ha generado en el mundo ya ha sido digitalizada, o bien, es nativa de los medios digitales.

“Un estudio de la IDC (International Data Corporation) estima que desde el 2005 hasta el año 2020, el universo digital pasará de 130 exabytes (1EB=10¹⁸Bytes) a 40 mil exabytes generados por año. Esto equivale a decir que para el año 2020, cada habitante sobre la faz de la tierra producirá alrededor de 5200 gigabytes de información en tan solo un año.”*

Internet y los medios sociales.

El Big Data no podría haberse gestado sin la masificación del acceso a internet y sin la adopción del Social Media. El asentamiento de las primeras comunidades virtuales (early adopters) funcionó como semillero de la sociedad conectada y siempre en línea.

Entre los años 2003 y 2007 la proliferación y la adopción de los medios sociales alcanza un punto de inflexión. Gracias a la ubicuidad de internet, los medios sociales logran generar una masa crítica de usuarios cuya permanencia en línea está garantizada, más allá de la propia evolución de éstos y de la misma web. De esta manera las redes sociales han permitido socializar el uso y alcance de internet.

El internet de las personas.

Una vez asimilados los medios sociales, se adoptan y se generan nuevos comportamientos y hábitos: las personas son más susceptibles de compartir información y menos reticentes a la digitalización del consumo. No solamente se es consumidor, sino que también se es productor de información:

“Entre los años 2007 y 2012, casi un 68% de la información que circula en internet es producida por los usuarios. Esta información está representada en: interacción en redes sociales, comentarios en foros, creación de reseñas, proliferación de blogs, consumo de video y de TV digital; juegos en línea, resultados de búsquedas, envío y descargas de archivo…la lista parece infinita.”**

Es el internet de las personas en plena acción. No obstante la cantidad de información que las personas crean en la web, ésta es minúscula, si se compara con la cantidad de información que están generando sobre si mismas, cuando:

“Se conectan a sus redes sociales, compran por Amazon, o escuchan y descargan música en sus dispositivos móviles. Cuando leen libros, revistas y cómics en el Kindle o Nook. Cuando ven televisión y tuitean sobre sus series favoritas. Cada vez que hacen ejercicio y comparten sus logros a través de actualizaciones de estado. Cuando suben imágenes a Instagram, Faceboook o Pinterest, y usan hashtags para ponerlas a circular. O cuando se escanea un código de barras con el celular o se hace una reserva…”

Tipo de información en la nube para el año 2020. Image copyright: "The Digital Universe in 2020", del IDC.

Tipo de información en la nube para el año 2020.
Image copyright: “The Digital Universe in 2020“, del IDC.

Hiperconectividad y móviles.

Entre el 2008 y el 2009 se alcanza otro hito importante en la consolidación de información y datos. En este periodo, el número de computadores, dispositivos móviles y sensores sobrepasó el número total de la población mundial.

Una de las razones de la masificación del uso de internet se encuentra en la conquista de nuestras vidas a mano de los dispositivos móviles. Mediante el acceso a redes inalámbricas, sistemas de comunicación de campo cercano (NFC, en inglés), redes inalámbricas de área personal (tipo Bluetooth), sistemas de geo-posicionamiento y el equipamiento de sensores de diversa naturaleza, cada dispositivo móvil tiene la capacidad de generar, recolectar y transmitir información sobre nosotros en tiempo real.

“Se estima que en el año 2020 existirán alrededor de 50 mil millones de máquinas que, conectadas entre si, serán responsables de la generación de casi el 40% del volumen total del tráfico manejado en internet y en las redes de computación en la nube.”

Control everything! (© PoodlesRock/PoodlesRock/Corbis) Source:http://www.stufftoblowyourmind.com/blog/retrofuturist-flashback-control-box/

Control everything! (© PoodlesRock/PoodlesRock/Corbis) Source:http://www.stufftoblowyourmind.com/blog/retrofuturist-flashback-control-box/

El internet de las cosas.

En la medida que aumente el número de dispositivos en línea, y se desarrollen protocolos M2M (Machine-To-Machine) para que estos dispositivos y sus sensores se puedan comunicar de manera universal, se consolidará la siguiente evolución del internet; el internet industrial o internet de las cosas. Éste, tendrá la capacidad de trabajar de manera autónoma y sincronizada para recolectar, analizar e intercambiar datos provenientes de objetos cotidianos. Así se podrá automatizar, optimizar y acelerar una infinidad de procesos aplicables en diversas áreas.

El futuro es ahora.

El potencial del Big Data y la hiperconectividad es proyectado por algunos futuristas con entusiasmo y por otros con escepticismo. En el contexto de un mundo hiperconectado, el campo semántico de conceptos como privacidad, anonimato o confidencialidad, sufrirá una redefinición radical. Los constantes cambios en los términos y condiciones de uso de gigantes como Facebook y Google así lo confirma. La posibilidad del análisis anticipatorio ha dejado de pertenecer al terreno de la ciencia ficción y muy pronto alcanzará el estatus de Singularidad.

Guardadas proporciones, tramas como de la película Minority Report podrían convertirse en realidad muy pronto. Se predecirán resultados electorales con una mayor exactitud. Se podrá descodificar el ADN humano en tiempo récord y se podrán predecir enfermedades o brotes infecciosos de manera asombrosa. Conceptos como la casa autónoma de las Crónicas Marcianas de Ray Bradbury están a pocos años de materializarse. La sociedad robotizada de Asimov dependerá de los avances en el campo de la inteligencia artificial, cuyo futuro está necesariamente ligado al procesamiento de grandes cantidades de datos, el cloud-computing, y a la miniaturización de procesadores y fuentes de poder. El Carro autónomo de Google es un esfuerzo en esa dirección que ya empieza a contagiar a los grandes fabricantes de automotores. Gigantes del comercio como Amazon, E-Bay y Wal-Mart, hace meses echan mano del Big Data para afinar sus esfuerzos de marketing y aumentar el volumen de ventas.

Mire por donde se mire, el Big Data, la hiperconectividad y el poder la nube, nos demuestran que el futura es ahora y que cada vez es más díficil encontrar buena ciencia ficción.****

Fuentes:

*, ** Datos tomados de  “El Universo Digital en el 2020”, del IDC.

www.idc.com, Revista Wired, Edición Julio 2013.

3 pensamientos en “Hiperconectividad y Big Data

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Hiperconectividad y Big Data

  3. Pingback: Hiperconectividad y Big Data | El Retroblog

Retroalimentación

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s