Pete, el leñador y Twitter

El fin de semana pasado planeaba escribir sobre dos cosas: Twitter y alguna historieta cuya lectura fuese breve, amena y recomendable. Teniendo en cuenta que este blog tiene pocos lectores y menos seguidores, elaborar una entrada para cada cosa parecía un asunto innecesario. Por lo tanto escogí un cómic que “ilustra” algunas de las características de Twitter. De esta manera, espero matar dos pájaros de un solo tiro.

TALES OF WOODSMAN PETE: viñetas sutiles y monólogos al viento.

"Tales of Woodsman Pete", página 12. Copyright 2006, Lilli Carré.

“Tales of Woodsman Pete”, página 12. Copyright 2006, Lilli Carré.

Pete, el leñador, es el protagonista -ermitaño y malgeniado- de una pequeña y casi desconocida joya del cómic llamada “Tales of Woodsman Pete”; librillo publicado en el 2006 por Top Shelf Productions y de autoría de Lilli Carré. La joven Carré es una talentosa ilustradora y realizadora audiovisual estadounidense que a lo largo de su corta pero sustanciosa carrera, ha recogido reseñas muy favorables de la crítica especializada.

Tales of Woodsman Pete” relata las andanzas y anécdotas de un huraño leñador propenso a los monólogos. En la soledad de su cabaña, rodeado de un inmenso bosque, Pete no tiene más remedio que hablar con su colección de animales disecados. Especialmente con Philippe, la piel remanente de un oso que al correr con la mala suerte de ser el mejor amigo de Pete, siempre termina siendo su silencioso interlocutor. Las historias en esta colección de viñetas son siempre protagonizadas por Woodsman Pete o por Paul Bunyan, figura del folclor norteamericano, con quien Pete tiene una leve obsesión. Cada relato de Carré está lleno de pequeños detalles, sutiles y efímeros, a veces triviales, pero que siempre terminan por llegar y surtir efecto en el lector adecuado. Pete el leñador retrata perfectamente a un usuario de Twitter: siempre tiene a la mano algún apunte y nunca pierde la esperanza de que las historias que comparte sean apreciadas por su modesta audiencia. Lo que nos lleva a Twitter, la red de microblogueo que es breve, diversa y efímera, en donde cada autor tiene al menos un lector.

CHIRP, CHIRP. TWEET, TWEET.

Por allá en el 2009, amigos y colegas decían algo así como “¡Únete a la conversación!”, y yo fui y les hice caso. Si bien ya no converso tanto, creo que Twitter tiene todos los elementos para pasar por alto sus elementos más irritantes y seguir siendo un recurso útil. Me gusta Twitter porque me permite prescindir de otras redes sociales y sus mecanismos de socialización.

"Tales of Woodsman Pete", página 5. Copyright 2006, Lilli Carré.

“Tales of Woodsman Pete”, página 5. Copyright 2006, Lilli Carré.

TWITTER ES BREVE.

"Tales of Woodsman Pete", página 6. Copyright 2006, Lilli Carré.

“Tales of Woodsman Pete”, página 6. Copyright 2006, Lilli Carré.

En Twitter la gente comparte opiniones, noticias y chorradas, siempre en 140 caracteres. Ahora las noticias llegan a nosotros primero por Twitter y el chorro es constante. Basta con estar en el lugar del suceso, tener acceso a Twitter, y cualquiera se convierte en corresponsal hiper-intenso. La inmediatez y la ubicuidad que brinda no tiene igual. Uso Twitter primordialmente como portal de noticias, motor de búsqueda y repositorio de enlaces útiles (algunos inútiles también, debo confesar). En la variedad está el placer y en la brevedad el estímulo.

TWITTER ES DIVERSO.

"Tales of Woodsman Pete", página 7. Copyright 2006, Lilli Carré.

“Tales of Woodsman Pete”, página 7. Copyright 2006, Lilli Carré.

Si se es cuidadoso y selectivo se puede contar con fuentes confiables, de primera mano, que generan una línea de tiempo medianamente útil y desprovista de ruido excesivo. Procuro seguir líderes de opinión, estadistas, uno que otro comediante; y también ensayistas de menor o mayor calidad y envergadura. Dependiendo de los propósitos particulares de las actividades a las que me vea abogado en dado momento, mi feed en Twitter sufre las transformaciones del caso. No me molesta que cada quien use este medio para los fines que considere adecuado. Se leen distintas opiniones, puntos de vistas divergentes y hasta se puede disfrutar con los usuarios que salen a defender vehemente su criterio, o cuando se embarcan en alguna cruzada personal. Por supuesto lo anterior requiere una dosis de tolerancia y un cierto gusto por la cultura del ocio. Twitter es un sismógrafo, un termómetro, un megáfono, una tribuna; un campo de batalla, un muro de lamentos, un muladar; una colección de monólogos.

TWITTER ES EFÍMERO.

Twitter es dinámico y efímero. Cambia a diario, conforme a las necesidades de sus desarrolladores ($$$) y de acuerdo a las dinámicas que implementan sus usuarios. Se puede incluir aquí aquellos usuarios que buscan generar un rédito económico a través del tan criticado emprendimiento digital, un asunto de mera oferta y demanda. Como a veces se pierde el interés en algunas opiniones y conversaciones, las opciones del Follow y el Unfollow resultan sumamente prácticas. Me gusta Twitter porque no se tienen amigos sino seguidores, lo cual es un concepto mucho más dinámico, desprovisto de cualquier pedigrí emocional que alimente interacciones por puro compromiso. La dinámica de Twitter no se rige necesariamente por las relaciones que se establecen entre usuarios, sino por la politización y monopolización de los temas que reflejan el quehacer local y global. Siendo apenas fragmentos de información (inconexa, a veces) y efímeros por naturaleza, sería ingenuo pensar que un tweet puede cambiar el mundo. Sin embargo, dependiendo de la competencia lingüística y la intención comunicativa de su autor, un tweet puede llegar a ser un pequeño placebo.

"Tales of Woodsman Pete", página 8. Copyright 2006, Lilli Carré.

“Tales of Woodsman Pete”, página 8. Copyright 2006, Lilli Carré.

Nada de lo que pasa en Twitter tiene mucha sustancia y muchas veces se genera sin un contexto adecuado; pero no deja de ser un medio apropiado para conectarse con el Zeitgeist y para tratar de entender lo que está movilizando a la gente. Sumergirse en el interminable flujo de Twitter equivale a tratar de resolver todas las quejas que recibe un proveedor de telefonía móvil a diario. Pero como diría Pete, el leñador, “tengo la esperanza de que aprecien las historias que comparto con ustedes, que se apropien de ellas, y las compartan con sus hijos seguidores”.****

Nota legal/Disclaimer:
He acompañado esta entrada con viñetas de “Tales of Woodsman Pete” con la esperanza de que usted se anime a comprar y leer el libro entero. Cada viñeta y texto reproducido aquí tiene intención ilustrativa no comercial. Su reproducción parcial aquí no busca vulnerar los derechos de su autor.

Retroalimentación

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s