Los Mea Culpa de una Reforma

Esta entrada cumple dos propósitos: por un lado marca el regreso del Retroblog después de un corto exilio de la web por motivos que solo competen al autor y, por otro lado, supone la desvirgada de la sección del Retrogodo del momento. En esta ocasión no sólo tenemos reina, sino que también virreina y primera princesa. Las tres, retrogodas de armas tomar. Sigue leyendo